Cinco películas que muestran que los niños son el futuro de la sociedad que merecemos

La responsabilidad como adultos sobre la educación que le demos a los infantes, será por la cual los niños pertenecerán al selecto grupo que es parte funcional de nuestro sistema; pero, estamos sumergiendo a los jóvenes a crecer en una sociedad que margina y es indiferente a los problemas sociales que recaen en dicha educación.

 

Por lo tanto, no deberían seguir parafraseando ‘los niños son el futuro’, la cual se ha convertido por años en enunciado de políticos, reinas de belleza o simplemente otro oportunista. Quizá, empezar a reconocer los puntos que corrompen nuestra sociedad sería el inicio de un largo camino que lograría que los niños fueran niños y no asesinos, viciosos y demás adjetivos peyorativos, tan fáciles de nombrar y muy difíciles de cambiar.

CIUDAD DE DIOS (Fernando Meirelles)

 

Crimen organizado en Cidade de Deus, un suburbio violento de Río de Janeiro, entre finales de los años sesenta hasta principios de los ochenta. El protagonista de la película es este barrio, uno de los más peligrosos de la ciudad de Río. Buscapé, un joven negro demasiado tímido para una vida criminal pero con suficiente talento como para tener éxito como artista y fotógrafo. Vemos a través de sus ojos el desarrollo de la vida, las peleas, el amor y la muerte de los personajes cuyos destinos se alejan y se cruzan con el paso del tiempo.

GUMMO (Harmony Korine)

Una pandilla de freaks, unos niños absolutamente irregulares y deformes, tras ser maltratados por sus padres, adquieren una personalidad un tanto prohibitiva. La acción se desarrolla en un poblado que, tras ser azotado por un desastroso tornado, es incapaz de recuperar una vida minimamente digna, y se niega a morir a pesar de vivir en unas condiciones infrahumanas y sin ningún recurso económico ni social.

LA VENDEDORA DE ROSAS (Víctor Gaviria)

 

Mónica, una niña de trece años crea su propio mundo donde reina el robo, las drogas y el coraje; la trama se desarrollo a partir de su oficio como vendedora de rosa en las calles de Medellín, la cual muestra como resultado lo intensa y cruel vida por la que pasan a diario los infantes en las calles.

EL SEÑOR DE LAS MOSCAS (Harry Hook)

 

La película, en síntesis, nos narra la vida de los jóvenes supervivientes de un accidente de avión en alta mar. Por casualidad, estos náufragos topan con una isla desierta en la que no hay indígenas, solamente naturaleza vegetal y animal. El reto más inmediato es el de organizarse como sociedad para sobrevivir hasta el momento en el que alguien se percate de su ausencia y organice un plan de rescate.

ELEPHANT (Gus Van Sant)

 

A partir de la matanza del instituto de Columbine, mostrar muchos de los males que afectan a la sociedad norteamericana. El director no sólo recrea los momentos previos al suceso, sino que nos presenta a una serie de jóvenes, auténticos arquetipos de lo que podemos encontrar en un instituto de Secundaria, a partir de los cuales podemos entender mejor las razones que pudieron llevar a dos muchachos de quince años a disparar indiscriminadamente contra sus compañeros. Los problemas familiares, la marginación, la superficialidad, la falta de ilusiones y expectativas o la ignorancia, serán algunos de los rasgos de unos personajes, a partir de los cuales podemos entender mejor a toda una sociedad.

Elephant es el retrato, aséptico, sin tomar partido, limitándose a mostrarnos los hechos, de una sociedad moralmente enferma. Un film que, en su aparente sencillez, nos ha de hacer reflexionar profundamente sobre el mundo en el que vivimos.

Cargando...
Cargando...